Entrevista a Olga Alamán

Olga Alamán.
Conocida por su participación en series de televisión como “Amar en Tiempos Revueltos” o “L'alqueria Blanca”, Olga Alamán es una joven y prometedora actriz a quien hemos podido ver también en reconocidas obras de teatro, largometrajes o cortometrajes.

Dotada de un enorme talento, trabaja muy bien y se implica mucho en sus trabajos para dar lo mejor de ella al meterse en la piel de los personajes que interpreta.

De trato siempre cordial y cercano, para nosotros fue todo un placer entrevistarla. A os ofrecemos la entrevista que le realizamos en el céntrico Bar ElGallinero, de Madrid.


-En primer lugar la pregunta que solemos hacerle a todos nuestros entrevistados. ¿En qué momento decidiste que lo tuyo era la interpretación?

Vengo de una familia muy cinéfila y muy volcada en la cultura. Recuerdo de ir desde muy pequeña al cine a ver películas de Bertolucci, Bergman y cine independiente. En el instituto me metí en una asignatura de literatura teatral y empecé a leer a Lorca, Sheakspeare, Strindberg…etc y a veces me imaginaba interpretando a esos personajes, estaba en un momento de dar el paso a la universidad y decidir. El último año de instituto fui a ver una película que me impactó por la interpretación de las actrices que se llamaba “Las hermanas de maría magdalena” de Peter Mullan pensé que me hubiese encantado encarnar a uno de esos personajes. Me considero una persona muy poco “light” en ocasiones transcendental y dramática (se ríe) y esto para el arte creo que viene bastante bien y, supongo, que con dieciocho años eso estaba en plena efervescencia y nació mi necesidad de buscar un lugar para expresar esa necesidad visceral.

-¿Te marcaste alguna meta una vez que decidiste que querías ser actriz?

Cuando entré en primero de Arte Dramático tenía muy claro que quería trabajar, busqué representante y empecé a hacer castings, primero me llamaron para “El Comisario” y ya luego entré en una serie diaria que se llamaba “Negocis de familia”, lo primero que hice en Valencia. Me dieron papel de protagonista y estuve año y medio. Y ya de ahí me llamaron para mas casting y fui enlazando trabajos.

-¿Crees que es importante seguir formandote como actriz?

Creo que si te quieres dedicar a esto es muy importante la formación como medio de renovación y de búsqueda personal para tener más recursos en la creatividad artística.
Yo soy mi herramienta de trabajo y también la tengo que afinar. Yo creo que el trabajo bien hecho no viene de la casualidad, y que el talento tiene que estar sostenido por una técnica para no estancarte y viciar. La formación creo que sirve para ponerte más concreto y personal en el trabajo.
Siempre he confiado en mi intuición como actriz pero muchas veces me he dado cuenta de que no es suficiente, sobretodo si estás en un proyecto en el que las indicaciones son las justas y que dependes de ti mismo. Con esto no quiero decir que sea absolutamente necesario el estar constantemente pasando por escuelas, creo que también se puede adquirir de forma autodidacta pero para ello requiere que seas extremadamente disciplinado e inquieto y tengas una un sentido autocrítico objetivo y constructivo... lo cual no me parece sencillo. Yo creo que los actores somos como atletas y tenemos que entrenar las emociones, el cuerpo, la voz, la relajación, etc...

Olga Alamán con José Luis Mora en un momento de la entrevista.
-A nivel nacional en televisión hace poco participaste en “Amar en tiempos revueltos”, interpretando a Daniela, ¿recuerdas qué sentiste cuando viste que tenías la posibilidad de trabajar en esa serie?

Pues me puse muy, muy contenta, porque era una oportunidad a nivel nacional y aparte porque cuando me llegó el guión y leí la primera secuencia de mi personaje, lo primero que pensé fue que me parecía maravilloso porque era algo muy distinto a lo que había hecho antes. Me encantó Daniela y cómo estaba enfocada la trama. A pesar de saber que era una serie diaria, y que era muy complicado y que tenía que trabajar muchísimo, porque una serie diaria es un esfuerzo mental y físico muy grande por las horas en que te levantas, por los textos que son mucho más largos normalmente, y las tramas y tal. Pero sí, sobre todo muchísima alegría, y como una sensación de amplitud de no quedarme ya solo en Valencia, sobre todo porque vivía en Madrid desde hacia dos años y fue genial.

-¿Qué fue lo que más te llamó la atención de Daniela?

Su frescura y espontaneidad. Creo que era un personaje muy diferente a lo que había ya en la serie, tenía cosas que aportar. Era el único personaje que llevaba pantalones, que se atrevía a ir a fiestas, que fumaba y que sólo quería lo mejor -en principio- para su amiga y su entorno. Me pareció muy interesante el personaje para trabajar. Muy alegre, muy impulsiva, muy coqueta, muy seductora...

-Tu personaje de Daniela, sufrió una evolución a lo largo de los episodios, ¿cómo te preparaste esa evolución según los guiones que te iban pasando?

Es complicado porque en un principio lo que a mí me explicaron es lo que te he dicho: que era un personaje muy divertido y muy fresco. Pero a finales de la temporada el personaje se volvió ambiguo, tramposo y traidor porque intenta enrrollarse con el “amor” de su mejor amiga. Me hubiese gustado tener más tiempo para intentar justificar ese giro pero también comprendo la dinámica de este tipo de series y me tuve que adaptar.

Olga Alamán, como Daniela, en "Amar en Tiempos Revueltos".
-¿Te documentaste como sobre era la época en la que está ambientado “Amar en tiempos revueltos” para preparar tu papel?

En un principio sí. Me documenté, vi películas, vi la serie, leí artículos e hice trabajo de circunstancias del momento, pero como tampoco tuve mucho tiempo -tuve una semana y media para todo- no lo pude completar como me hubiese gustado.

-¿Qué tal se llevaba el ritmo de rodaje de una serie diaria?

Es una locura, es un ritmo frenético. Te levantas a las cinco y media de la mañana o seis, te recogen y estás todo el día, hasta las seis de la tarde. Vete a casa, estudia más texto, que a lo mejor tienes seis o siete secuencias juntas en un solo día. En una serie semanal, por ejemplo, una secuencia se graba en hora y media, aquí en media hora o veinte minutos tiene que estar, que eran a lo mejor cuatro o cinco páginas de guión. Era una locura, muchísimo texto, y en el rodaje tampoco te da tiempo a nada, pasabas una vez, ensayo y a rodar.

-Otra serie en la que trabajas en Valencia es “L'alqueria Blanca”, ¿cómo era tu papel en esa serie?

Mi personaje se llamaba Pili y era una hippy. Era un espíritu libre, con valores, cariñoso y alegre. Ella llega al pueblo, había estudiado Bellas Artes en Barcelona, y se encuentra con la gente con la que había convivido con siete años, porque ella se va del pueblo a los siete años a Barcelona, y luego vuelve a los dieciocho o diecinueve. Todo el mundo la quiere pero en un principio choca bastante con las costumbres del pueblo por la forma de vivir y de relacionarse… los otros personajes me miraban como si fuese un extraterrestre (se ríe).

-¿Cómo intentaste hacer con tu interpretación que saliera todo lo que sentía Pili por Don Mauro?

Fue bastante progresivo. En un principio empecé trabajando la negación. “No me puede gustar”, y eso me ayudó a querer observarlo todavía más por las preguntas que me generaba. Mauro era un personaje opuesto al mio, un cura conservador de costumbres ortodoxas y que en un principio era impensable que surgiera nada pero fue justo eso lo que nos empezó a unir y enamorar. Luego empezaron los encuentros a solas y las miradas y poco a poco mi personaje se fue dando cuenta de que estaba muy enamorada.

-Con esa serie te empezaste a hacer un rostro popular en Valencia, ¿qué tal lo llevaste?

En Valencia lo he notado mucho, “L´Alqueria” llevaba muchos años emitiéndose y los espectadores le tenían mucho cariño. La gente es muy agradecida y yo creo que les gustaba poder ver un producto valenciano con el que sentirse indentificados y que además tratara sentimientos universales como el amor, la traición, etc. Ha tenido una acogida muy buena y yo creo que no hubiese durado tanto sin ese fenómeno fan que nos ha apoyado.
Cuando iba a valencia y me paraban por la calle me sentía como una estrella de Hollywood porque ellos de una forma verdadera admiraban nuestro trabajo. La experiencia en esta serie para mí ha sido muy gratificante porque creo que realmente he hecho disfrutar y emocionarse mucho a la gente.

-¿Qué recuerdos te quedan de tu paso por esta serie?

Pues tengo muy buen recuerdo. Con los compañeros muy bien, la serie era muy agradable de rodar, porque había una calidad humana en el equipo técnico y artístico brutal. Siempre me sentía como que estaba en una familia, además con gente que conocía hacía años. Como actriz me ha aportado bastante el personaje, porque ha pasado por muchas etapas. Creo que, en general, he crecido con la serie.

Olga Alamán en "2ºA".
-Pasando a otro tema, ¿qué te anima a participar en rodajes de cortos que, por lo general, no están remunerados?

Pues supongo que es mi necesidad de estar en continuo entrenamiento. Los cortos son muy útiles para poder observar mi trabajo sin tanta presión como me pasa cuando trabajo en la televisión. Me gusta porque hay una comunicación directa con el director, es como si hicieses minipelis…el director y casi siempre el equipo entero se entregan absolutamente al proyecto pero yo creo que lo que de verdad me engancha es la pasión que me trasmiten durante los ensayos o en el rodaje. Me apasiona ese clima creativo que se genera y a la vez tan verdadero por la necesidad de que salga bien. Lo vivo en muchas ocasiones con bastante responsabilidad porque para ellos puede ser una oportunidad para darse a conocer y para mí para abrir registros y no encasillarme.

-Tu interpretación en “2ºA” se ha visto recompensada con varios premios, ¿esto es algo que te anima a seguir?

Claro, el premio me ha dado muchas fuerzas y lo agradezco mucho, el hecho de que alguien reconozca y valore tu trabajo siempre es muy gratificante sobretodo en este momento de crisis social tan incierto en el que casi todos los artistas estamos continuamente en la cuerda floja buscando apoyos donde sostenernos para no caer.

-En “2ºA” interpretas a una aspirante a actriz que va a una especie de casting, ¿te viste reflejada en algo de lo que escribió Alfonso en el guión?

Bueno, la verdad es que no, nunca he tenido que seducir a nadie de esa forma para conseguir un papel…(risas). Intenté crear un personaje enigmático con una cierta ambigüedad porque al leer el guión sentí que era lo que me estaba pidiendo. Me centré mucho en observar al otro personaje
(Jonathan David Mellor) para crear un vinculo en las miradas y la atracción y a partir de ahí jugué con la seducción.

-En “2ºA”, con tu modo de expresarte, los gestos y tus miradas dices mucho de tu personaje, ¿tienes algún método para conseguir que los espectadores veamos lo que piensa tu personaje, sólo con mirar a la cámara?

Realmente más que mirar es sentir. Cuando tú tienes la atención puesta en el otro es muy sencillo que una mirada real salga. Simplemente busco el momento verdadero y busco que el otro actor sienta lo que estoy sintiendo para hacerlo lo más real posible y que la escena tenga efervescencia.

-Pasando a otro corto, ¿cuál es tu papel en “Lo sé”, de Manuela Moreno?

Noa, así es como se llama mi personaje, es una mujer muy especial, con un mundo interior muy inquieto, creativo y soñador. Es una mujer que ama todo lo que le rodea, tiene fijación por los detalles en la vida, la construyen y es lo que la hacen tan especial. En el corto se aprecia por los momentos en los que ella va recogiendo botones en la calle y luego los deja en un bote que conserva desde pequeña, busca enamorar y unirse a su pareja sorprendiéndolo con detalles, es feliz estando sola con sus cosas y un largo etc, que podréis ver cuando el corto se estrene.

-Manuela, como dices, en ese corto habla de la soledad y de todos esos temas que acabas de hablar, ¿cómo intentabas sacar eso de tu personaje?

La verdad es que por guión había muchos momentos en los que se recreaba esa “soledad” pero si me centro en mi personaje y en su realidad cotidiana, en mi opinión, Noa es un personaje solitario pero yo creo que lo disfruta no la melancoliza. Tiene una sensibilidad muy especial y sabe sacar partido de cualquier situación sea sola o acompañada.

Olga Alamán con Álex García en una escena de "Lo sé".
-El rodaje de “Lo sé”, me cuenta Manuela que duró siete días, ¿cómo recuerdas esa experiencia de tantos días?

Pues ha sido una de las mejores experiencias profesionales que he vivido. Estuvimos cuatro o cinco días aquí en Madrid y luego estuvimos dos noches y tres días en Medina del Campo. Fue divertidísimo, aprendí mucho porque realmente era un rodaje potente como cortometraje. La vivencia de estar con las personas en Medina y luego aquí, fue muy gratificante, me gustó mucho.

-¿Cuándo se va a estrenar “Lo sé”, que creo que queda muy poco?

Se estrena en abril en Medina del Campo, y a partir de ahí, espero que Manuela lo mueva mundialmente. (Se ríe) Seguro que lo hace.

[Actualizamos la entrevista para anunciaros que el cortometraje "Lo sé", de Manuela Moreno, protagonizado por Olga Alamán, ha ganado el Premio Nuevo Talento FNAC en el 16 Festival de Cine de Málaga].

-¿Nos puedes adelantar algún proyecto en el que vayas a trabajar?

En principio, como actriz estoy esperando que arranque “L'alqueria Blanca”, ya veremos si empieza. Luego estoy haciendo castings, y a ver si de ahí salen también cosas. También soy cantante, estoy montando dos grupos de música, y uno de ellos creo que puede tener bastante proyección, no voy a contar mucho más, pero ahí se queda. Y bueno, también escribo y estoy pendiente de ver si puedo dirigir algo nuevo. Ya escribí un corto el año pasado y lo dirigí. Está ya rodado y todo, pero este año quiero volcarme en algo nuevo que me mueva por dentro.

-Pues eso es todo, gracias.

Ha sido un placer, gracias.

Entrevista realizada por José Luis Mora.

Cortometraje "2ºA", de Alfonso Díaz.

2º A, un cortometraje de Alfonso Díaz from LINE UP Shorts on Vimeo.

Actualizamos el blog para incluir el vídeo con el making of de "sEXo", primer cortometraje como directora de Olga Alamán.

making of cortometraje "sEXo" de Olga Alamán from Olga Alamán Dasí on Vimeo.


 
 
[Actualizamos para informaros que pronto podrá verse en A3Media "Shituation", cortometraje documental dirigido por Olga Alamán donde relata la vida de los españoles que trabajan en Londres]